¿Qué es la velocidad punta?: todo lo que tienes que saber

Qué-es-la-velocidad-punta

¿Qué es la velocidad punta?: todo lo que tienes que saber

Es habitual escuchar conceptos de los que no sabemos realmente cuál es su significado.

Sobre todo en el mundo de la conducción, en el que participamos una parte amplia de la población (por necesidades de movilidad), pero solo profundizamos en él un sector minoritario. Más aún cuando se trata de aspectos más técnicos. Es por ello que vamos a desarrollar un artículo para explicar detalladamente algunos aspectos importantes de algo que hemos escuchado hablar más de una vez: la velocidad punta.

¿Cuál es la definición de velocidad punta?

Los coches tienen una velocidad máxima que está homologada, para que así se puedan comparar las características entre unos y otros en condiciones de igualdad y equivalencia. Esta velocidad se considera que se toma en línea recta (que es cuando se consigue la mayor cantidad de kilómetros por hora) y sin pendientes que puedan condicionar la capacidad del vehículo para lograr dicho propósito.

¿Es importante a la hora de valorar las prestaciones de un vehículo?

Todo se tiene que tener en cuenta. Aunque la velocidad punta es un elemento que no debería de ser determinante para un usuario que no tenga inquietudes más allá de lo práctico. ¿Se tiene que revisar en la ficha? Sí, porque es un dato que habla del rendimiento del coche. Pero a día de hoy, con las restricciones de velocidad que hay en España (con la consecuente sanción) y con la exposición que eso supone. No tendría que ser la prioridad de un conductor. Por otra parte, la velocidad máxima exige mucho al vehículo. Para entenderlo, se puede poner el ejemplo de una persona que sale a correr a diario con una velocidad media. Esa actividad es, seguramente, saludable. Pero si un día quiere alcanzar su velocidad máxima, tendrá que darlo todo. Y coordinar todos los elementos de la carretera a la perfección. Tanto si lo consigue como si no, terminará excesivamente fatigado, y es posible que con los días, si no se ha llevado el intento de la forma correcta, le suponga dolores en las rodillas, pies y espalda por el esfuerzo realizado. Alcanzar la velocidad punta no tiene por qué derivar en problemas mecánicos, ni mucho menos. No es el objetivo del ejemplo. Pero sí es importante saber que se está pidiendo el máximo rendimiento de motor, transmisión, neumáticos, caja de cambios, etc. Y todo a la vez. ¿Es bueno? No tiene por qué ser malo, pero no es lo más recomendable para un vehículo. Y esa es la conclusión de por qué no tendría que ser el objetivo principal de un comprador.

¿Cuál es tu objetivo?

Cuando se realiza una compra de un coche existe un objetivo. Por lo que cada uno revisará unos aspectos que le interesan. Es, sin duda, subjetivo. Y cada particular tendrá que valorar lo que le interesa y lo que no. Cuéntanos. ¿Te interesa la velocidad punta a la hora de comprar un coche? ¿Tienes alguna duda que no ha quedado resuelta en el artículo? ¡Contáctanos!

lets
esttfani.conceicao@letsmarketing.com
No Comments

Post A Comment