Puntos a tener en cuenta al comprar un coche de segunda mano

Puntos a tener en cuenta al comprar un coche de segunda mano

Comprar un coche de segunda mano puede parecer abrumador, hay tantos aspectos que considerar que no sabes por dónde empezar, por eso en este post te mostramos los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano.

Lo habitual es fijarse y hacer un análisis exhaustivo de la superficie, tanto del exterior como del interior del coche. Es un paso obvio y necesario, pero más allá de lo visible hay otras consideraciones a tener en cuenta.

Estar preparado para negociar

Al negociar el precio de un automóvil de segunda mano, tu herramienta más poderosa es el conocimiento. Esto incluye conocer el número de propietarios anteriores, el historial de accidentes del automóvil, las inspecciones fallidas, las emisiones y la condición actual del automóvil, así como el precio al que se vendieron los automóviles de la misma marca y modelo en los últimos 30 días.

Para una negociación próspera, asegúrate de haber hecho todas las investigaciones y comparaciones en casa, e intenta negociar por teléfono o por correo electrónico. Es mucho más fácil hacerlo cuando no se está en persona y frente al coche, lo que le da una ventaja en las negociaciones.

Probar el coche antes de usarlo

En el caso de los coches de segunda mano, es imperativo probarlo antes de tomar una decisión de compra. Esto asegura que el automóvil esté funcionando correctamente.

A la hora de probarlo, hay que probar los frenos y asegurarse de no sentir vibraciones, ruidos o chirridos, tampoco debe temblar la carrocería a bajas velocidades. También hay que comprobar que los discos no tengan surcos en su perímetro que indicarían su desgaste.

Revisión por un profesional

Además de la prueba del coche es recomendable que la revisión completa de los puntos esenciales del coche la realice siempre un mecánico profesional o un perito. Es posible que existan problemas técnicos que ni el propio vendedor conozca.

Documentación y comprobaciones legales

Hay que tener especial cuidado con la documentación del vehículo, saber si está en regla y libre de cargas o embargos, además de haber cumplido con el mantenimiento pautado por el fabricante. En concreto hay que revisar los siguientes documentos.

  • Libro de mantenimiento actualizado con las revisiones oficiales superadas. 
  • Chequear el permiso de circulación para comprobar que el propietario realmente lo es.
  • Ficha técnica del coche para saber la edad y características del coche.
  • Asegurarse de que el vendedor está al día con el pago del impuesto de matriculación. 
  • Mirar el kilometraje.

Informe de historial del vehículo

Además de realizar una prueba del coche, la revisión por un profesional y las revisiones legales, para comprar un coche de segunda mano es importante hacer un informe del historial del vehículo. Con este informe es posible verificar accidentes anteriores, problemas con el automóvil y el número de propietarios anteriores.

Como documento opcional, pero muy recomendable, es el informe del vehículo de la DGT, que revela datos como embargos, multas pendientes, si ha pertenecido a una flota los datos del titular, los datos de identificación del vehículo, si tiene la ITV en vigor y su historial de la misma, si acumula cargas o gravámenes o si cuenta con un seguro activo.

Contratar el seguro adecuado

Cuando se haya adquirido el vehículo, la OCU recomienda elegir el tipo de seguro que más se adecúe a las características del coche. Si tiene más de cinco años, es recomendable una póliza a terceros, en lugar de un seguro a todo riesgo. El tipo del seguro también depende del estado del vehículo y del propio comprador.

Véase también Conoce las ventajas de los coches Skoda de KM 0

lets
esttfani.conceicao@letsmarketing.com
No Comments

Post A Comment