¿Para qué sirve la tracción a las cuatro ruedas?

tracción cuatro ruedas

¿Para qué sirve la tracción a las cuatro ruedas?

La tracción a las cuatro ruedas es lo más común del mundo dentro del sector automovilístico. En este artículo vamos a explicar en qué consiste exactamente.

Si es bueno o malo. Y si lo tienes que tener en cuenta a la hora de adquirir un vehículo nuevo. ¿Te surgen dudas? Somos tus asesores. Consúltanos cualquier duda, y te responderemos de inmediato. Queremos que tomes buenas decisiones. ¡Te ayudaremos en todo lo que podamos!

Mientras tanto, déjanos tu opinión, o tu experiencia. Eso nos servirá para seguir formándonos un criterio más avanzado. Así te asesoraremos mejor. Nos encanta dar un trato personalizado. ¿No crees que es la mejor forma de encaminar un nuevo proyecto, como puede ser el de la compra de un coche nuevo?

¿Qué es la tracción a las cuatro ruedas?

Es un sistema de control para el vehículo. Hay de diferentes tipos. Pero este es uno de los que más se han dado en coches de alta gama y 4×4. Su principal ventaja es que mejora la adherencia del vehículo en todo tipo de caminos. De ahí que tenga una función clave en los todoterrenos. Y que se haya promovido e incentivado su uso en los últimos años.

Si esta es la explicación, está claro que tiene relación directa con la seguridad del coche. Y la seguridad es, precisamente, uno de los puntos más a tener en cuenta en la conducción. Más todavía en los últimos años, donde la preocupación, la conciencia y la responsabilidad ha aumentado de manera muy significativa.

¿Control total del vehículo?

La pregunta más común, una vez se sabe lo que hemos explicado en el anterior punto, es si la tracción a las cuatro ruedas garantiza un control total sobre el vehículo. La respuesta es que sí, ya que es cierto que potencia este aspecto, sin ningún tipo de dudas. Y también se puede decir que lo hace mejor en materia de seguridad y motricidad, al ofrecer más garantías. Gracias a este sistema se ha comprobado que se pueden esquivar mejor ciertos obstáculos. Aunque, en este sentido, intervienen muchos factores a tener en cuenta.

¿Pros y contras?

En el mundo de los coches también es frecuente analizar los pros y contras de cada vehículo y cada una de sus condiciones. Se puede decir que la principal ventaja de la tracción a las cuatro ruedas es que aumenta la seguridad en la conducción. Así como la capacidad de superar obstáculos. También, aunque en menor proporción, puede incentivar las capacidades dinámicas del coche. En el caso de los inconvenientes cabe destacar que aumenta el consumo medio del vehículo, y que puede llegar a dificultar el manejo de la caja de cambios. Es cuestión de poner una balanza, y valorar lo que más compensa a cada uno. Analizar las prioridades es importantísimo para elegir bien.

¿Tú con qué te quedas? ¿Has tenido algún coche con tracción a las cuatro ruedas? ¿Te gustaría tenerlo? Cuéntanos. Estamos para ayudarte, leerte (o escucharte). Somos especialistas en Skoda, tanto en taller como en concesionario.

lets
esttfani.conceicao@letsmarketing.com
No Comments

Post A Comment