6 consejos para cuidar tus neumáticos en invierno

neumáticos en invierno

6 consejos para cuidar tus neumáticos en invierno

Aunque las bajas temperaturas nos obligan ya a poner la calefacción en el coche, muchos de nosotros terminamos olvidándonos de lo que les sucede a los neumáticos en invierno. Su flexibilidad se reduce, su capacidad de adherencia es menor y el deterioro se acelera debido a las condiciones climatológicas. Por esta razón, estos 6 consejos son fundamentales que los llevemos a la práctica.

1. Comprobar la presión

Cuando los neumáticos sufren las bajas temperaturas o están en contacto con la nieve es normal que la presión disminuya. Es por esto por lo que algo que deberíamos hacer casi todos los meses es revisar la presión. Nos daremos cuenta de que esta se reduce, por lo que puede ser interesante aumentar un punto a lo aconsejado por el fabricante, sin pasarnos. Así, cuidaremos mejor de nuestros neumáticos en invierno.

2. Controlar el dibujo

Aunque el resto del año podamos distraernos y no prestar tanta atención al dibujo de los neumáticos, en invierno esto debe cambiar. Su profundidad puede determinar la buena adherencia del vehículo a la carretera, por lo que es fundamental que revisemos muy bien que las ruedas están en perfecto estado. En el caso de que no sea así, es mejor cambiarlas para evitar sustos en la carretera.

3. Cuidado con los daños

Subirnos a un bordillo de la acera o mantener el coche durante mucho tiempo parado pueden ser razones por las que hacer una buena revisión a los neumáticos en invierno. Puede que estos presenten abolladuras o grietas que nos hagan perder adherencia en la carretera o incluso reducir la distancia de frenado. También, puede haber pequeños cortes que se nos pasen por alto a simple vista. Es mejor hacer una buena revisión.

4. Vigilar los tapones

Seguro que no es la primera vez que perdemos el tapón de un neumático, aunque confiamos en que la presión de la rueda se mantenga. Este exceso de confianza puede salirnos muy caro, por lo que hay que vigilar el buen estado de los tapones, que estén y en caso contrario adquirir unos nuevos. No valen mucho dinero y ayudarán a evitar que las ruedas pierdan más presión, lo que está claro que sucede en invierno.

5. Comprobar la alineación

La alineación de las ruedas puede desajustarse por varias razones, entre las que están subirse a un bordillo, haber sufrido un accidente o cualquier otro problema. Cuando esto ocurre, es normal que sintamos unas pequeñas vibraciones al conducir que no hay que ignorar. Los neumáticos en invierno podrían reducir la calidad del agarre a la carretera, algo muy peligroso en según qué zonas. Es mejor corregir esto.

6. Conducir suavemente

Las prisas no son buenas consejeras para los neumáticos en invierno. Aunque siempre es recomendable apostar por una conducción suave para reducir el desgaste de las ruedas, cuando las temperaturas bajan esto es más importante si cabe. Permitirá que la goma se adhiera bien al suelo y que ni el agua ni la nieve hagan que el coche termine perdiendo el control. Por lo tanto, mejor salir de casa con tiempo.

Las revisiones de los neumáticos en invierno deben ser mucho más frecuentes que durante el resto del año. Nos encontramos en una época crucial donde unas ruedas en mal estado pueden hacer que perdamos el control y tengamos un accidente de coche. Por lo tanto, es mejor que no nos la juguemos y que pongamos todo de nuestra parte para que los neumáticos se encuentren en buen estado y sean seguros.

En Motor Pacífico contamos con varios talleres en los que revisaremos los neumáticos en invierno para garantizar su buen estado para sobrevivir a este invierno. Las bajas temperaturas, la nieve, el viento o el uso de las cadenas pueden terminar dañando las ruedas. Por lo tanto, una revisión nunca estará de más.

lets
esttfani.conceicao@letsmarketing.com
No Comments

Post A Comment